Archive for agosto 2015

En el Marco de la Puerta, #6

No Comments »



¿No piensas pasar?
no te quedes ahí,
entra.

o ¿te piensas marchar?
termínate de ir,
y por favor cierra al salir.

Pero no te puedes quedar ahí,
estoy cansado y quiero dormir,
termina de pasar
o termínate de ir,
pero por favor cierra.

Entiende que no te puedes quedar
en el marco de mi puerta.

Me quería quedar, #5

No Comments »



Me quería quedar,
hacerte reír con algún cuento tonto,
o ver Steven Universe por Cartoon Network a eso de las 8
mirarte a los ojos
y sentirte real
y saberte real
y tocarte real,

yo me quería quedar,
pero me fui.

Babéame el pecho, #4

1 Comment »



Ven a casa otra vez,
quédate conmigo hoy también,
cierra la puerta,
quítate la ropa,
acuéstate a mi lado.

Ven a casa a eso de las 6,
y recordemos lo que hicimos la primera vez,
cierra la puerta,
quítate la ropa,
acuéstate a mi lado.

Búscame en la inmensidad de estas sábanas frías,
dime otra vez "¿Dónde estás?" con los brazos abiertos,
y la respuesta siempre es la misma,
"Estoy aquí" a tu lado.

Ven a casa a dormir,
cierra la puerta,
quítate la ropa,
recuéstate en mi,
babéame el pecho.

Yo Solo Quería, #3

No Comments »


Yo solo quería coger
por eso la invité,
pero se quedó,
nos quedamos los dos.

Yo solo quería darme los besos,
por eso me acerque y se los dí,
pero no me quise ir,
ninguno se quiso ir.

Yo solo quería tener compañía,
por eso le escribí,
pero no supe como despedirme,
ninguno supo como detenerse.

y yo solo quería coger.

Nomiamor, #2

No Comments »



El amor no por favor,
al amor ni agua,
hay que sacarlo de la casa,
que no se pare en el porche ninguna mañana.

Al amor no te lo suplico,
el amor es confianzudo y lastimero,
hay que sacarlo a patadas,
que no se aparezca por ninguna ventana.

Este amor no, es muy raro,
tampoco otros, son muy simples,
al amor ningún día,
al amor ninguna noche,
tampoco en ningún sueño.

No amor, tú no,
vete.

no mi amor,
no, mi amor no.

Tengo Miedo, #1

No Comments »


Duele bastante cuando tienes atorado en el pecho todas esas veces que querías llorar pero no lloraste.

Y es cierto eso que dicen, que con el tiempo olvidas como llorar.

(Yo la verdad tengo miedo, saberme tan minúsculo, tan insignificante, tan vulnerable).

Quisiera poder despertarme un día y no tener que contar las horas hasta mi próximo ataque de ansiedad, quisiera darle vacaciones a ese elefante que se para sobre mi pecho y me aplasta al punto de no dejarme respirar.

Esta vida efímera que cuando se termine nadie sabrá que estuve aquí y yo teniendo miedo por no saber como vivir.